Primero decir que para nada me esperaba que la asignatura fuera así, ya que como todos los demás, la relacionaba más con el diseño de jardines o paisajes naturales. Nunca me imaginé el concepto tan amplio que tiene arquitectura de paisaje y su significado como aquellos lugares que creamos nosotros; ya que su estado depende del trato que le den los humanos; más confortable o menos, le damos más vida o lo abandonamos, y le aportamos un carácter u otro; lúdico, formal, cultural, de relajación…A parte de sus características propias, nosotros le podemos añadir elementos para que se convierta en un lugar mejor, es decir, elementos que nos ayuden a relacionarlos con el medio y con los demás, y en esto es en lo que ha consistido la asignatura. 

   Cierto que me ha costado un poco integrarme; por la abundante presencia de alumnos Erasmus, que los veías a todos que tenían tanto que aportar de sus diferentes ciudades y formas de entender la arquitectura y tan originales, que me desmotive pensando que yo nunca tendría algo tan bueno como lo suyo. Pero por otro lado, me ha encantado compartir la clase con ellos, por eso mismo, te dan tantas cosas que aprender y culturilla general.

   Me han gustado las clases ya que había un ambiente muy distendido para charlar y participar todos, no como otras clases teóricas en las que solo el profesor va a hablar y no da lugar a la participación. También la materia, pienso que es bonita y variada. Y opino como algún compañero, que hubiésemos estado más a gusto todo el tiempo en los talleres, donde nos podíamos sentar en círculos y poder vernos bien todos las caras y hubiese faltado alguna clase al aire libre; pero está claro que las condiciones no nos han acompañado

  La parte práctica me ha gustado ya que te daba la opción a mejorar nuestra escuela con pequeños detalles, y poder hacerla un lugar donde todos nos sintamos mejor, ya que construcciones grandes no se pueden hacer, por lo que creo que tienen más mérito el mejorar desde nosotros mismos y creando pequeñas situaciones o elementos simples. Me hubiese encantado que finalmente se hubiese realizado la fiesta, ya que me la imaginé como una fiesta en plan película, donde se crea un muy bien ambiente entre todos

Para empezar tome la asignatura de paisajismo porque esa materia no la imparten en México, y claro me llamo mucho la atención, al principio como a  todos pensé que íbamos a ver jardines o cosas simples; pero mi sorpresa fue muy grata, porque aprendi cosas que jamas me imagine que podría aprender en una asignatura de paisaje, como por ejemplo..

Aprendi que en la arquitectura antes de proyectar hay que observar y no ver como lo hace mucha gente, que es importante estudiar el contexto que tenemos alrededor para poder entender que es lo que se necesita y asi hacer un poryecto que valga la pena, como también entender que la naturaleza es algo  que no aprovechamos que lo hacemos un lado para construir grandes edificios, siendo que lo verde puede ayudarnos a hacer que sobresalga lo que hacemos, la cosa es saber como usarlo.

Lo que cambiara, seria  que por ejemplo los proyectos se empiecen hacer dos semanas después de que empieza la asignatura, y que los equipo sean  de cuatro máximo y asi tener una gran gama de opiniones.

Pero en si, la materia me gusto mucho , mas que nada que cambio mi forma de pensar de lo que es arquitectura de paisaje, su forma de como imparte su clase se me hizo muy bien ya que involucraba a todos los alumnos y eso hacía que hasta el mas penoso hablara.

MUCHAS GRACIAS..

Evaluación del curso
El corte eligido por esta asigñatura queria marcar muy bien el concepto de paisaje como algo de mas ancho y general del parque o del espacio verde que muchos de nosotros tenian en mente el primer dia de clase, se queria indagar en general el espacio de vida de la ciudad donde se colocan intervenciones a escala urbana y semiurbana.
Los aspectos mas interesantes del curso que desarrollamos en nuestro proyecto fueron las reflexiónes sobre la creación de un paisaje non fisico sino emotivo y el trabajo sobre la idea de compartir una experiencia urbana. Esta fue una interesante ocasion para reflexionar tambien sobre nuestra misma experiencia de la ciudad, la cual fue intensa y excepcional como hemos vivido en ella solo un año, pero muy rico de aventuras. En ultimo queremos confirmar lo fundamental que fue el trabajo inicial de investigación personal para buscar ejemplos y referencias. Entre los aspectos que quizas serian de mejorarse en el curso queremos poner que, como los proyectos que salieron en general se concentraban mucho sobre una installación contreta sin que fuera claro el objectivo que se proponian, a veces podria ser mejor de tener correciones en las que se puede hablar directamente con el profesor sin tener que presentar el trabajo a todos los compañeros.
Giulia Domeniconi & Irene Frassoldati

Hoy puedo decir que hablar de paisaje es hablar de arquitectura, y no como disciplina independiente sino como parte integrante de la misma. Y desde luego, que el concepto de paisaje no se reduce a la definición acotada entre el “jardín”, lo “verde” o lo “pintoresco” con la que muchos de nosotros llegamos a este curso.

Con la introducción teórica de la asignatura, los textos comentados en clase y las aportaciones de cada uno de nosotros durante el desarrollo de nuestros proyectos hemos tratado el paisaje en su sentido más amplio. Entendiéndolo como la apropiación cultural de nuestro entorno, físico o mental, sensorial o intangible, hemos hablado de paisaje urbano, histórico, material, humano, interior, etc.

En definitiva, valoro muy positivamente el desarrollo del curso en cuanto a contenido, y destacaría como especialmente interesantes algunos puntos de la docencia de esta asignatura:

– El situarnos frente una visión más amplia, no solo del paisaje, sino también de la arquitectura.

– El clima de intercambio de ideas, estimulación y motivación mutuas que conseguimos en clase gracias a un ambiente distendido y colaborativo.

– Las aportaciones y referencias tanto del profesor como de todos nosotros.

– La intención de apertura del curso al resto de la escuela a través de muchos de los proyectos.

– La libertad en la elección de nuestro proyecto, que nos ha permitido buscar la temática en la que encontraramos mayor interés y motivación personal.

Como sugerencias de mejora, quizás podría mencionar:

– La necesidad de un entorno físico más adecuado al planteamiento de la asignatura, que permitiera una mejor interacción entre los alumnos y el profesor. 

– La total libertad en la elección de los proyectos, si bien es una posibilidad fantástica de desarrollar personalmente los intereses de cada uno, ha podido convertirse en algunos casos en arma de doble filo por la dificultad añadida de concretar un tema adecuado.

Finalmente, gracias a todos por haber hecho posible este curso. Un saludo y buen verano.

Ya me habían comentado algo acerca de la asignatura, que era distinta a las demás, que se hacían proyectos nada convencionales en la escuela, más cercano. Yo ya sabía que iba a probar la experiencia, y ha estado genial. Ha servido para abrir la mente un poco más, y ganar en referencias arquitectónicas a la hora de entablar una conversación de arquitectura, arquitectos, filosofías del urbanismo… Y la manera de interactuar de todos los alumnos, propiciado por el mismo profesor. El aula no ayudaba mucho, se estaba más cómodo en un aula-taller, compartiendo las mesas y sin nadie siendo el centro de atención, resultaba más visual.

Se ve la ciudad  de otra manera, se desarrolla más distinguidamente el sentido de hacer la ciudad más cómoda, fácil, interactiva, común, “vivible”. A la hora de hacer un proyecto directamente piensas en qué harías en tu casa, con tu familia y amigos, para CONVIVIR a gusto de todos y cada uno. Este curso enseña a compartir vivencias con los que te rodean, poniendo cosas en común y reflexionando acerca de lo que al que tienes en frente le puede interesar y aportar a tu visión de la ciudad y la arquitectura.

He podido apreciar que la arquitectura no tiene porqué ser aburrida, se puede acceder a un campo muy abierto de temáticas, sin apenas condiciones. Se tocan desde el reciclaje de materiales, la fácil accesibilidad del lugar, la construcción en módulos, los umbrales, lo que puede llegar a ser un monumento, diferentes acciones a llevar a cabo en un mismo lugar… todo ello sin prisa pero sin pausa.

En definitiva, he aprendido a VIVIR la ciudad y cada uno de sus rincones a través del diálogo mutuo.

He de decir que la asignatura de Arquitectura del Paisaje es realmente interesante ya que se tratan cosas que no se ven en ninguna otra asignatura de la carrera y además el funcionamiento de las clases y la estructura del curso me parecen los adecuados y que debería ser así con el resto de asignaturas de la carrera.

Valoro mucho que se haya fomentado la participación en clase y la relación tan cercana entre los alumnos y el profesor, dónde entre todos hemos ido construyendo nuestros proyectos e ideas.

Me parece bien la forma en la que está estructurada la asignatura ya que primero ha habido un bloque teórico que ha servido como tormenta de ideas previa para ir sumergiéndonos poco a poco en este concepto de paisaje. Durante las clases hemos compartido y reflexionado entre todos sobre estas cuestiones y además con las líneas de trabajo propuestas por la asignatura, cada uno hemos ido investigando y adentrándonos en lo que realmente nos interesa.

Por otro lado me ha parecido muy bonito tener la posibilidad de enfrentarme a un problema real como es la Escuela de Arquitectura y establecer soluciones sencillas que ayuden en gran medida a mejorar este espacio y la relación entre las personas que diariamente conviven allí.

El único problema son la duración de las clases, pienso que cuatro horas seguidas son demasiadas y ya en la segunda mitad la concentración, disminuye inevitablemente.

También propondría que se hicieran excursiones por la ciudad, o clases en otro sitio que no sea la escuela o una acción o proyecto llevado a cabo por todos los alumnos podría ser interesante, ya que la asignatura se presta mucho a este tipo de cosas…

Finalmente decir que ha sido un placer poder compartir con todos vosotros esta asignatura.

Un cordial saludo.