archivo

Recorridos

Durante lo que llevamos de curso, venimos planteando diferentes estrategias de intervención en la ciudad y en la propia escuela.

Por ello quiero compartir estas propuestas, ganadoras de algunos concursos, que modificaron un espacio urbano degradado o masacrado por los turistas.

El primer trabajo consiste en la mejora del espacio del mercado efímero que se situaba en el tramo de calle desde la plaza de Pescadería hasta la plaza de San Agustín de Granada, tras la obra de rehabilitación de un solar colindante, que provocó la ocupación de la calle con una estructura provisional de andamiaje. Se trabajó estructura pintandola de naranja y se sustituyó el techo de chapa ondulante por un entramado de cajas de diferentes tamaños y colores. Reutilizando elementos propios del mercado, crearon una atmósfera más lúdica y provocaron que muchos de los comercios que se habían trasladado al exterior del pasaje volvieran a su emplazamiento original. Una auténtica revitalización.

La otra propuesta consiste en la recuperación de un espacio sin carácter, situado entre el bullicioso punto del Mirador de San Nicolás y Plaza Larga, en el corazón del Albaicín. Con una intervención mínima, colonizan el suelo con un pavimento continuo, que permite la apropiación de este espacio disperso. Incluso los bolardos emergen sobre esta nueva superficie recuperando el protagonismo antes olvidado. El lugar deja de ser un espacio de paso para convertirse en un espacio identitario.

El edificio actual de la ETS de Arquitectura da pena, los espacios son pobres para la enseñanza, el trabajo y el aprendizaje y no nos aportan nada, sin embargo quizás lo que más funciona desde mi punto de vista es el patio delantero, que hace de punto de encuentro de alumnos, tanto de la escuela como del instituto que hay al  lado y algún profesor.

En el libro “la humanización del espacio urbano, la vida social entre los edificios” de Jan Gebl se describen las cualidades que tienen que tener los espacios para que la gente se pare de pie o se siente, en ambos casos son parecidas, se prefieren los lugares de borde, con la espalda protegida, con buena perspectiva del lugar, dependiendo de la época del año se buscará sol o sombra. En caso de parar de pie, se buscan lugares intermedios, como umbrales donde se puede ir hacia un espacio u otro rápidamente, apartado de los sitios de paso. Si nos fijamos en este patio, cumple muchas de estas características, la escala es adecuada, tiene muchos bancos, principalmente en el borde del patio y casi siempre con al espalda protegida o sin posibilidad de que venga alguien por detrás, como en la separación del acceso de la cafetería, también la izquierda de la puerta de acceso hay un lugar adecuado para sentarse y estar de pie, y las escaleras complementan estos lugares de sentarse en caso de ser necesarios más.

En el esquema superior reflejo con manchas naranjas los lugares donde más se suele sentar la gente o suelen parar más a menudo.

Por hacer alguna aportación al lugar, creo que sería muy interesante la colocacion de enchufes para poder conectar ordenadores o proyectores para si se quiere usar ese espacio también como lugar de trabajo.

Image

Paseando Granada encuentras espacios abiertos, espacios ocupados por gente paseando, corriendo, jugando, tocando algún tipo de instrumento.

Si nos centramos en esto último, un paseo con instrumentos,  un paseo en el que aparecen distintos ambientes, distintas personas tocando diferentes instrumentos, diferentes melodías que te hacen en tu subconsciente imaginar espacios distintos, ambientes distintos incluso localizados en distintas épocas en el tiempo, todo esto, mientras estás realizando un paseo pero que sin darte cuenta, te relaja y el subconsciente te invita a vivir esta serie de experiencias.

Image

Un recorrido por lo desconocido, por calles estrechas que no sabes donde acaban. De repente aparecen unas escaleras, todo dominado por el empedrado y la cal blanca.

Andas perdido, guiándote por el espacio y de repente te encuentras un espacio abierto, una plaza cuyas dimensiones contrastan con el camino seguido, un espacio de respiro cuyo alzado más relevante es la vista que se abre  haciala Alhambra, constituyendo un interesante espacio mirador.

Albaicin….Una zona muy bonita que todavia no he explorado…Alguien me habia dicho que para Albaicin solo tienes que subir… entonces, empiezo mi paseo subiendo…mi objetivo: llegar a una plaza que me dicen que siempre hay gente que toca musica, para mi “la plaza de la musica”… y al mirador de San Nicolas donde he ido solo una vez….

Empiezo mi paseo subiendo  de la calle Caldeleria con las tiendas de cosas artesanales y asi me recuerda un poco mi paseo anterior con ese ambiente del oriente…

 

 

 

 

 

al fondo veo mas gente y en unos minutos encuentro la placeta de San Gregorio…Aqui gente se sienta para tomar un café o para comer y algunos tocan musica… es una placeta tranquila… paro un poco para disfrutar la musica…

 

 

 

 

 

 

 

 

Despues tengo que subir otra vez… Calles pequenas y estrechas, calles con escaleras, calles con sillas al lado para que los habitantes se sientan…  gente camina tranquilamente, muchos turistas con sus camaras…

 

 

 

 

 

al fondo otra placeta, quizas privada porque no puedes entrar a causa de las rejas alrededor…

 

 

 

 

Continuo mi paseo y al final la veo…”la plaza de la musica”… abajo un aparcamiento privado,

 

 

 

 

y arriba mucha gente tocando musica, cantando, jugando, bailando….ninos, jovenes, mayores… una plaza para todos…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

no quiero irme pero tengo que terminar mi paseo… me voy y algunos minutos despues encuentro el mirador de San Nicolas….

 

 

 

 

La policia esta al lado…esto significa que la gente que vende cosas artesanales se ha ido…

 

 

 

 

 

pero hay musica otra vez, turistas sacando fotos de Alhambra, otros que solo quieren disfrutar un poco al sol… relajo un poco y me voy…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al camino de regreso encuentro otra vez la placeta de San Gregorio… ahora estos que tocaron la guitara se han ido y a su plaza otra gente toca musica y dos chicas bailan al ritmo…la manera mejor para terminar mi paseo!

 

Tengo ganas de explorar un poco el centro de Granada, por eso decido hacer un paseo cerca de la Catedral…empiezo de la plaza Bib-rambla, una plaza muy turistica, con tiendas para comer o comprar recuerdos de Granada… una plaza amplia…

 

busco un camino para continuar mi paseo y veo un arco y arriba las palabras “Mercado de Artesania”…

miro un poco mas atentamente y veo una mezcla de colores….

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Empiezo caminar por aqui… me da cuenta que de repente estoy en un ambiente muy diferente…. calles estrechas, pequenitas con edificios altos a ambos lados…me rodean colores y cosas artesanales… el olor de piel me recuerda los mercados de Marruecos…

  

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuo caminar mirando… asi perdida en estas calles solo la Catedral ( que se ve un poco por arriba) puede ensenarme donde estoy…

 

 

 

 

 

Voy un poco a la derecha, un poco a la izquierda y estoy fuera otra vez, ahora en una calle mas amplia con tiendas de zapatos y mucha gente…estoy a Espana otra vez…mi paseo por el oriente ha terminado…

El paseo empieza…

Calle Caldereria:

La calle por donde subes a Albayzin te da la impresion que estas en un pais oriente… tiendas turisticas, muchos colores, teterias, olores arabes… algunos minutos de recuerdos marroquies…

y al final de esa calle la pequena placeta de San Gregorio

llena de vida.. mesas para tomar cafe al sol, musicos tocando musica espanola, gente que pasa y para para difrutar al sol y a la musica.. punto de encuentro y de relajacion…

Continuo subiendo… y llego al Camino Nuevo de San Nicolas a la “plaza de la musica”,

  

que esta llena de gente casi cada tarde, siempre con gente que toca musica o que da un paseo… punto de encuentro muy conocido del barrio albayzin.

Y al final..

    

Mirador San Nicolas:

El punto mas centrico, mas conocido y lleno de diferentes tipos de acciones… Personas que venden joyería hecha a mano, turistas que vienen para admirar a la vista de alhambra y sacar fotos, y como siempre los musicos que no faltan de ninguna plaza del barrio. Un ambiente maravilloso que se deriva de las diferentes acciones y usos de ese espacio publico…

(hasta que llega la policia y todos los vendedores se van muy rapido… y la plaza se vuelve muy tranquila y con poca gente para un poco de tiempo)