archivo

lugares-acciones

El objetivo del proyecto es aumentar las posibilidades de uso que tienen los espacios exteriores de la escuela, añadiendo a lugares de paso ambientes más agradables con luz indirecta y mobiliario como soporte para estar.

Para llevar a cabo el proyecto, lo primero es apartar los coches, dejando como aparcamiento solo la parte trasera. Los jardines de entrada serán lugares de descanso y la calle junto a las vías del tren será un lugar de estudio y trabajo.

El jardín y sobre todo la calle están muy expuestos al sol. Los árboles del jardín dejan pasar bastante sol, sobre todo a mediodía, cuando más calor hace. Además, el jardín está rodeado por setos que funcionan como barreras e impiden la ocupación del lugar.

He buscado usar el mismo material para dar sombra que para dar soporte.

La solución es utilizar tiras de tela blanca (blanco para absorber menos calor), con las que se forma una red que forma una celosía y filtra la luz, apoyándose en una estructura de cables que se unen a árboles y paredes. Con la misma tela, se hacen hamacas como mobiliario.

La red celosía tiene diferentes densidades, por un lado para no quitar luz a unas ventanas, y por otro porque donde los árboles dan sombra no se necesita mucha más.

 

Planta de densidades

 

Planta de la red

(Cotas de nivel en los nudos de la estructura de cables)

 

Planta de hamacas

En la zona de trabajo las hamacas son individuales. En la zona de descanso hay también hamacas grandes para grupos. Las hamacas individuales se cuelgan de un cable que se conecta a las estructura de cables superior. Las hamacas grandes se conectan en 2 puntos, como la mayoría de las hamacas.

Hamaca individual

 

Maqueta

 

 

 

Pese a las dificultades de tiempo, recursos y, sobre todo, el vacío de la escuela en época de exámenes, aquí está el resultado de una de las acciones que propuse para contribuir a la mejora de nuestra escuela,de las relaciones y del estado de ánimo general.
Y porque las condiciones no acompañaban, cada vez que veía a alguien acercarse con una sonrisa, la recompensa era aún mayor. Sobre todo en la calle, donde la curiosidad de los viandantes hizo que el experimento tuviera mayor éxito.

Escuela PositiViva!

Problemas y necesidades:

El bajo grado de motivación que experimentamos los estudiantes de arquitectura, y el estrés al que normalmente estamos sometidos, provoca un estado de negatividad y desgana que repercute en la visión de nuestro entorno y en nuestras relaciones personales. Sobre todo entre los miembros de la escuela, compañeros con los que pasamos gran parte del día y con los que, en la mayoría de los casos, existe una escasa cooperación y confianza.

¿Por qué dejamos que una  mala corrección nos afecte tanto? La carrera no lo es todo.

¿Por qué nos sentimos frustrados ante el hecho de tener que replantear un proyecto

¿Por qué vivimos obsesionados con las entregas y no disfrutamos del trabajo que realizamos?

¿Por qué nos supone tanto esfuerzo trabajar de manera optimista?

No olvidemos que…

“La vida tiene su lado sombrío y su lado brillante; de nosotros depende elegir el que más nos plazca”. Samuel Smiles (1812-1904) Escritor y reformista escocés

Y sobre todo ahora, época de entrega y exámenes, es el momento más indicado.

Ver cómo el bombardeo de libros de autoayuda e inteligencia emocional, ahora muy de moda, no sirve para nada si no disfrutamos ni siquiera de un buen ambiente de trabajo, me hace pensar que hay que tomar cartas en el asunto.

La escuela es de quien la habita y por ello podemos modificar el espacio con nuestra energía, creando un ambiente jovial, lleno de color.

Image

Pero… ¿Cómo? ¿Por qué?

Fundamento teórico:

Un estudio de la Universidad de Chicago, realizado por Aparna A. Labroo y cía. revela que ver una cara sonriente no solo mejora el estado de ánimo, sino que nos hace sentir lo suficientemente bien para “esforzarnos más por el bienestar futuro, pensar de manera más flexible y tener la mente abierta a nueva información”.

Cuando estamos de buen humor tenemos más capacidad para distanciarnos de los problemas que debemos resolver, pensar de manera más abstracta y tomar mejores decisiones. También somos capaces de proponernos (y alcanzar) objetivos a largo plazo, y los objetivos a corto plazo nos cuestan menos esfuerzo.

Además, la psicóloga Barbara Fredrickson, de la Universidad de Carolina del Norte asegura que la positividad crea una mentalidad abierta, que reaviva los buenos sentimientos, creando una espiral ascendente de emociones. Este es el “constructo” para el futuro: Con el tiempo, aquellos con los momentos más positivos se hacen cada vez más atentos y conscientes, más resueltos y diligentes, y más conectados socialmente.

Propuesta:

Hay diferentes modos de actuar para la creación de este ambiente optimista y desenfadado, desde los más visuales e inmediatos como pueden ser el color o las acciones con carteles hasta los más íntimos, que no tienen resultado espacial, introduciéndose en la interrelación de las personas y los consejos personales.

LUZ Y COLOR

Siempre usando el gris y el negro, el color del arquitecto, se nos olvida que hay otros colores que despiertan nuestras emociones. Incluso hay técnicas, como la colorterapia, que utilizan el efecto armonizador de los colores para equilibrar la salud.

La apropiación del espacio, en este caso, en la segunda planta, puesto que genera un espacio más acogedor enfrentando dos bancos, se hará a través del contraste entre colores complementarios. El amarillo color del optimismo, y el violeta, color de la energía y la vitalidad, generan unos nuevos límites que hacen que la zona de paso entre estos dos bancos quede diluida, al establecer un nuevo plano de suelo. Incluso ocupando la pared, se crea un nuevo recinto dedicado a la interrelación.

ImageImage

Al igual que el espacio anterior, los pasillos de la escuela, iluminados por esa luz blanca a todas horas, generan un clima casi hospitalario. ¿Por qué no hacer calidecer esa luz, recordando que hay un mundo fuera, donde las horas pasan cambiando el color del cielo? Para ello, se recubrirán las luminarias con papel celofán en un tono naranja.

Image Image

CARTELES INTERACTIVOS

¿Hartos ya de ver esos tablones marrones llenos de ofertas de cursos y alquileres de pisos? Ahora habrá algo que llame realmente la atención, que interese a todos los usuarios.

Se trata simplemente, en vez de coger el impersonal número de una academia, llevarse a casa una sonrisa… regalarla, cosa que siempre olvidamos.

Pues ahí estarán para recordarnos que tal vez los demás no tengan que pagar por nuestras preocupaciones.

ImageImage

TABLONES

Los tablones de las asignaturas, situados en un espacio tan central y frecuentado, son elementos sobre los cuales usualmente no reparamos, solamente cuando buscamos una nota, una o dos veces al año. Sobre ellos, se generarán una serie de inscripciones sobre el cristal con rotulador permanente (luego pueden ser retiradas con alcohol) sin invadir el espacio dedicado a los documentos. Cada cuál podrá hacer su aportación puesto que el rotulador quedará allí sujetado por un imán.

Ejemplos de aportaciones iniciales:

“Al mal tiempo, buena cara”

“Por cada minuto que estés enfadado pierdes sesenta segundos de felicidad” Ralph Waldo Emerson.

“Si deseas poner a prueba tu memoria, trata de recordar por los que estabas preocupado el mismo día de hoy hace un año” E. Joseph Cossman.

“Si exagerásemos nuestras alegrías como lo hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían toda su importancia” Anatole France

REACCIONA                           COMPARTE                             SONRÍE                              CAMBIA ESA CARA

Es como sacarle lo bueno de entre las rendijas de lo malo, generar una mayor humanidad en esos tablones tan formales, hacer que no sean una herramienta de trabajo más de los profesores, sino una declaración de intenciones de los alumnos.

VÍDEO

¿Por qué eres feliz hoy?

Para hacer que la gente cuenta de que tienen suficientes razones para ser feliz, sólo necesitan un detonante para hablar y compartir. Habiendo pensado en una especie de cabina donde la gente sólo tiene que entrar  y responder a esta pregunta, de forma que sus respuestas fueran grabadas, por falta de medios, la propuesta ha sido modificada.

De forma más personalizada, se irá grabando a la gente de la escuela que quiera participar y se mostrarán los resultados en la pantalla de la entrada. Así se cambiará el ambiente inicialmente neutro, se creará una sensación de acogida, una llamada de atención para afrontar la vida de forma positiva y enérgica

INTERCAMBIO

Di algo bonito. Aconseja. Conoce.

Post-it y un boli. Una persona que refleja sus intenciones en un post-it y lo deja pegado. Otra que lo recoje, y lo reemplaza por otro para el siguiente.

Se trata de una especie de actividad encubierta que genera interacciones sociales entre estudiantes que no tienen relación aparente. Desde el anonimato se valora la capacidad de actuar.

Los grados de libertad son muchos, por lo que el resultado es casi imprevisible.

ImageImage

TOMANDO LA CALLE

Las acciones de carteles interactivos, intercambio y ¿por qué eres feliz hoy? se extenderán también a lo largo de la ciudad, para jugar con un público más variado y por la falta de gente que experimenta la escuela en este periodo.

UNIFICACIÓN

Todas las acciones llevarán este sello identificativo, sobre todo en la calle, para que se reconozcan como un auténtico movimiento.

Conclusión:

Desarrollar una actitud optimista y constructiva frente al mundo no es algo que se decide y se practica de un día para otro, es más bien una herramienta que se desarrolla en el tiempo.

Pero algún día, alguien tenía que empezar.

Y en ello estamos.

Durante lo que llevamos de curso, venimos planteando diferentes estrategias de intervención en la ciudad y en la propia escuela.

Por ello quiero compartir estas propuestas, ganadoras de algunos concursos, que modificaron un espacio urbano degradado o masacrado por los turistas.

El primer trabajo consiste en la mejora del espacio del mercado efímero que se situaba en el tramo de calle desde la plaza de Pescadería hasta la plaza de San Agustín de Granada, tras la obra de rehabilitación de un solar colindante, que provocó la ocupación de la calle con una estructura provisional de andamiaje. Se trabajó estructura pintandola de naranja y se sustituyó el techo de chapa ondulante por un entramado de cajas de diferentes tamaños y colores. Reutilizando elementos propios del mercado, crearon una atmósfera más lúdica y provocaron que muchos de los comercios que se habían trasladado al exterior del pasaje volvieran a su emplazamiento original. Una auténtica revitalización.

La otra propuesta consiste en la recuperación de un espacio sin carácter, situado entre el bullicioso punto del Mirador de San Nicolás y Plaza Larga, en el corazón del Albaicín. Con una intervención mínima, colonizan el suelo con un pavimento continuo, que permite la apropiación de este espacio disperso. Incluso los bolardos emergen sobre esta nueva superficie recuperando el protagonismo antes olvidado. El lugar deja de ser un espacio de paso para convertirse en un espacio identitario.

Una cualidad esencial de la Arquitectura es que trasciende el papel. Todo el esfuerzo que llevamos a cabo a la hora de proyectar a través de reflexiones, bocetos o lecturas se verá reflejado directamente en la realidad, materialmente. Afectará directamente a la vida de muchas personas y por ello cargamos con mucha responsabilidad.

En los planos no hay líneas con diferentes grosores sino capuchinas, UPNs, paneles de madera contrachapada, perfiles tubulares de aluminio, cerámicas, redondos del 16,  telas… Hay texturas rugosas, colores vivos, reflejos suaves.

Unidos unos pocos junto con el entorno, la luz y las personas que los habiten darán lugar a espacios que buscarán tener las cualidades del fin al que están destinados. No obstante, no solo se trabaja con lo físico, sino con ideas más conceptuales que también repercuten profundamente en la calidad de los espacios.

Parece lógico pensar que es necesario tocar la materia con la que vamos a desarrollar nuestro trabajo. Sentir el tacto en nuestras dedos de aquello que dibujamos en las planimetrías nos sirve para idear mejor.

Por tanto, puede funcionar bien introducir en una Escuela de Arquitectura materiales con los que los estudiantes experimentemos y ejercitemos la creatividad con nuestras propias manos.

Antonio Rivas G.

A veces la gente que va andando por la calle invade el carril bici. ¿Por qué? ¿Por el color o textura? ¿Por ser diferente al suelo que estamos acostumbrados a pisar? Quizás sea simplemente porque no es lo que se debe hacer… esa atracción de lo prohibido, que es capaz de hacer que algo que puede ser insignificante no deje a nadie indiferente.

Aunque no creo que el tema de lo prohibido no sea la principal razón para que alguien, inconscientemente, invada el carril bici, pensar en esa idea de prohibición/sugerencia puede ser interesante. Creo que es la intensidad del color o la textura, y la diferencia con lo cotidiano lo que hace que la gente invada el carril bici