archivo

eventos

María Gómez Quirantes

Jose Alberto Mariano Machón

Alejandro Reyes Díez

La Rave de Dios surge como proyecto de carácter intervencionista efímero. Hablamos de una apropiación de un espacio, que a primera vista se entiende como hacer una fiesta en un lugar idóneo, pero eso se reduce a aquella primera impresión de todo aquel que nunca ha organizado un evento de estas características, que no ha visitado mucho de ellos (raves) y que tampoco ha disfrutado como nosotros organizando, desarrollando y luego ya no tanto, recogiéndolo todo.

El lugar escogido y tras muchas indecisiones anteriores, fue el patio central de la Hacienda-Cortijo Jesús del Valle, gran cortijo en ruinas construido por una orden jesuita en el s. XVI y declarado Patrimonio Histórico Andaluz en 2003. La elección del lugar no sólo fueron buenas noticias, de echo más bien todo lo contrario, ya que conllevaba un mayor riesgo al enfrentarnos a una posible intervención de la Guardia Civil, a la inaccesibilidad del lugar, y a una mayor dedicación en la ambientación del evento, refiriéndonos a iluminación, soporte para las proyecciones, fuente eléctrica, potencia y calidad del audio.

El nivel de privacidad del evento, fue tema de discusión, debido a que no lo considerábamos un evento público pero si un evento de creación colectiva. Desde el momento en que se decide llevar a cabo se abre la posibilidad de participación a los alumnos de esta asignatura y a nuestros círculos habituales, escuela, amigos, etc. La posible divulgación y publicitación del evento conllevaba mayores riesgos de intervención policial, de no poder controlar a mayor número de personas y de no manejar la contención deseada de dicho evento. Por lo tanto, optamos por quedarnos en escalas pequeñas mas abarcables para nosotros, puesto que era la primera vez que llevábamos a cabo un evento de estas características.

Hemos utilizado como medios de difusión para el evento la plataforma de wordpress y Facebook, el evento en Facebook se recoge en el siguiente enlace:

http://www.facebook.com/event.php?eid=196384880407292

La infraestructura que pudimos agrupar, entre alquileres, favores, y equipos propios fue:

  • Equipo de sonido: 4 cajas de altavoces de 2500W, etapa de potencia, y cableado
  • Proyector de 2500 Lúmenes y lona blanca de 4x3m
  • Mesa de mezclas y 2 platos analógicos
  • 2 Controladoras MIDI
  • 4 Portátiles
  • Motor electrógeno de 8000W
  • Iluminación: 2 Focos, luces de navidad, y linternas
  • 2 Extintores, soportes y mesas, cableado, telas de decoración…

Todo el proceso previo resulta mucho más complejo y necesita de la colectividad para poder llevarse a cabo, por lo que es necesario agradecer y nombrar a todos aquellos que aportaron su ayuda:

  • Música: Alejandro Copa Turbo, Luis Prous, Alejandro Fonktoya y Güe
  • Visuales: Jose Alberto M. Machón y Luis Prous
  • Rodaje: Joush y Jose Alberto M. Machón
  • Fotografía: Alejandro Fonktoya
  • Comida y Bebida: Mola, Jesús, Alejandra y MariPili
  • Transporte, Montaje, y Desmontaje: Joush, Jesus, Mabe, Luque, Luis, Diego, Marius, etc.

Gracias al éxito que tuvo el proyecto, surge ahora una ilusión por repetirlo planteando una mayor escala del proyecto, nuevas intervenciones, y un mayor despliegue de medios. Por lo que una Rave de Dios vol. II puede estar más cerca de lo que nosotros mismos imaginemos.

Aquí el cartel y video de presentación con el que promocionamos el evento:

Y el nombre del evento viene dado por este tema de los sevillanos Pony Bravo:

Muchas gracias a todos, nos lo pasamos muy bien.

María Gómez Quirantes

Jose Alberto Mariano Machón

Alejandro Reyes Díez

Hablamos de apropiación de espacio público casi como la carencia fundamental de nuestra sociedad, exigimos a nuestros conciudadanos disfrutar en los parques, utilizar las calles (no como mero espacio de desplazamiento), tener una sana vida de barrio, exigimos el carácter colectivo y tantos otros valores que parece “han” perdido;

Criticamos este tipo de comportamiento desde una escuela a la que parece que hemos decidido no querer pertenecer, en la que después de, en nuestro caso, 6 años, nunca hemos tenido el deseo de intervenir de ningún modo…

una escuela que no nos pertenece, en un edificio insertado en un conjunto al que tampoco pertenece, y lejos de constituir ello un punto fundamental de intercambio, la reacción ante nuestro propio espacio universitario es de un absoluto y generalizado pasotismo.

Nos parecía casi una cuestión moral una intervención en el espacio de la escuela, que nos identifique como alumnos en el conjunto, en este caso el dispositivo se genera como una firma, una seña de identidad; su éxito reside en el hecho de que no podía fracasar; es decir: grandes proyectos con materializaciones complejas tienen importantes consecuencias y no sólo económicas; largos periodos de materialización, cambio en el desarrollo habitual de los espacios donde se inscriben, o la no aceptación social del dispositivo son causas concretas del fracaso de un proyecto, en nuestro caso por su carácter blando, pasivo y reversible el proyecto solo podía como mínimo dejar indiferente, pero nunca podría suponer una reacción negativa.

Cuando estábamos construyéndolo, Rocío, colaboradora de un periódico digital pasó por allí y decidió recoger nuestra intervención, de esta noticia se enlaza otra en la que se habla de la problemática de nuestra legítima escuela, la paralización de las obras; en este caso nuestro dispositivo ha despertado unas líneas de fuerza, se hace eco de sí mismo, ha sido visto y ha dado que hablar, esto no era proyectable y sólo puede ser valorado como algo definitivo, construido y acabado.

Este es el enlace al periódico digital Granadaimedia:

http://granadaimedia.com/un-cartel-visible-para-la-escuela-de-arquitectura/

También interpretamos como un éxito la durabilidad que esta teniendo; la propia gente de la escuela se ha ocupado de restaurarlo cuando alguien lo había modificado, lo cual es signo de apropiación; esto tampoco se pretendía por lo tanto nos alegra enormemente; ahora la firma no es nuestra sino de la escuela.

espacios, espacios vacíos, esp[v]acios

lugares equipados, planeados, programados

recortes abiertos de la ciudad construida

actividades espontáneas, libres

usos y non-usos

iper-usos, nuevos usos

control

disfrute

construcción, tendencias a rellenar

movimiento, inmovilidad

fricciónes, empalmes

superposición de necesidades, actividades, visiones del espacio

imaginario colectivo en rapida evolución

afinidades, contrastes

solo, uno,  grupos, muchos,  masa, ninguno

visibles, invisibles

hombres, mujeres, niños, majores, jóvenes, almas

animales, cohes, aviones, androides

calidad, gasto

simple, complejo

sin sal, con gas, sin plomo, con amor

publico, privado, privatizado, publicitado, publicado, ocultado

muy verde, verde, gris, muy gris, casi negro, siempre feliz (o casi)

para mi, para ti, para nosotros, paranoia, paro

libre, libros, liberacion

cerrado, serrano

tomate

salida, entrada, borde, limite, infinito

me voy, te vas, no se donde, tengo que ir

Vivir

Los amigos del grupo reciclaje urbano nos invitan a participar en un concurso de cortos que han propuesto recientemente. Hemos pensado que podría ser de interés la participación.

También nos sugieren que veamos el documental sobre la transformación urbana y social que ha habido en Bogotá en los últimos años, impulsada principalmente por sus antiguos alcaldes Antanas Mockus (filósofo) y Enrique Peñalosa (Arquitecto). Sorprendente y admirable la actitud ciudadana frente a las dificultades. Igualito que en Granada.

http://www.youtube.com/results?search_query=antanas+mockus+documental&aq=1&oq=antanas